martes, 2 de septiembre de 2008

Falta de interés: Parte 1...

La falta a clases ha sido señalado como 1 de los 10 problemas más importantes en las escuelas de este país, lo que afecta negativamente el futuro de la juventud. De hecho, los niveles de ausentismo han llegado hasta un 30% en algunas ciudades. Las estadisticas hablan por si solas.



¿CUÀLES SON LAS CONSECUENCIAS DE FALTAR A CLASES?

La inasistencia escolar es un problema que se extiende mucho mas allá del propio colegio. Afecta al estudiante, a la familia y a la comunidad. El Departmento de Educación del Condado de Los Ángeles identifica las inasistencias como el factor más poderoso para predecir la delincuencia. Los departamentos de policía a traves de toda la nación informan que muchos estudiantes que no están en el colegio durante las horas de clases estan cometiendo delitos, los que incluyen, el vandalismo, el Robo de Negocios o los graffitis. Cuando los policias de Van Nuys, California, hicieron una redada de tres semanas para controlar a los estudiantes haciendo novillos en las calles, los arrestos por robos a negocios bajaron en un 60%.


LOS ALUMNOS ACHACAN SU FRACASO ESCOLAR A LA FALTA DE INTERÉS Y EL ABURRIMIENTO:

Falta de interés y aburrimiento son las principales causas del fracaso escolar, según los jóvenes que abandonan sus estudios. Sin embargo, la mayoría cree que tiene muchas posibilidad de encontrar trabajo, según un estudio presentado ayer que subraya la mejora del nivel educativo en España en los últimos años.

El ex secretario de Estado de Educación, Álvaro Marchesi, presentó los resultados del estudio Fracaso escolar y transición al mundo laboral, de la Fundación para la Modernización de España, acompañado del profesor Richard Sweet, de la División de Educación y Formación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que expuso las características particulares de España dentro de esta organización.

Ambos coincidieron en que el nivel educativo de España ha mejorado en los últimos años, pero Sweet recordó que España es el país con más paro juvenil (dos veces la media delos países de la OCDE) y donde los jóvenes tardan más tiempo en encontrar un empleo estable, cinco años.

Por eso, el profesor Sweet juzgó interesante el debate sobre la Ley de Calidad, que propone itinerarios a los 14 años con diferentes salidas y aseguró que la tendencia en los países de la OCDE, con menos tasas de fracaso, es retrasar la edad en que los alumnos tienen que decidir su especialización.

Recomendó más atención al mercado laboral desde la escuela, facilitar que los estudiantes puedan emplearse a tiempo parcial durante sus estudios y más contratos de «aprendiz», que en España sólo representan el 2%, además de flexibilidad en los contratos, tendencias en otros países.

La encuesta, realizada entre 731 alumnos de los programas de Garantía Social (para jóvenes que no obtuvieron el certificado de Educación Secundaria), revela que sólo un tercio se sentía comprendido por sus profesores cuando cursaba ESO, y sin embargo el 56,3% cree que sus calificaciones fueron justas. De ellos, el 90% repitió curso, y sólo un 25% calificó la experiencia como positiva, según el estudio, que indica además que la mayoría sólo repitió una vez y en ESO (76%), de las tres posibilidades que permite el sistema educativo actual.

Los jóvenes no atribuyen a la familia ni al instituto su fracaso escolar, sino a la falta de interés y al aburrimiento, y ahora, dentro de los programas de Garantía Social se sienten satisfechos con la vida que llevan (70%).

Marchesi atribuye este último dato y el optimismo a la hora de pensar en la búsqueda de empleo (el 53,2%) en que los programas de Garantía Social permiten prácticas muy bien valoradas en empresas y en que los jóvenes parten de la idea de encontrar un trabajo de escasa cualificación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la falta se debe a que los alumnos son comformistas